Venta de Bulldog Francés

Asesórese antes de comprar un bulldog francés con quién sabe del tema al Tel 011-4725-4620, Whatsapp: 011-3732-9172. O visítenos en Facebook !
Venta de Bulldog Francés dice el anuncio. Entonces hago click y compro el más barato y además me lo traen a casa. Nosotros criamos sin papeles, me dicen. NO. NUNCA. TODO MAL. Si inicia su relación con el bulldog francés (incluso con cualquier otra raza) el provenir muy posiblemente sea nublado o lluvioso con chaparrones. Nunca son pocos los consejos a tener en cuenta a la hora de comprar un perro, sea de la raza que sea. Piense, como, del mismo modo, nunca son pocos los consejos a tener en cuenta la hora de tener y criar un hijo.

Venta de Bulldog Francés
Es un título que merece cierta atención y no algo para tomar a la ligera. Entonces ¿ cómo comprar bien ?
Parecerá exagerado, pero como criador de toda la vida (habiéndome iniciado como mascotero de niño, y no sólo con perros, todo tipo de aves, amfibios, conejos y maníferos de todas las latitudes), he respondido preguntas de todo tipo, desde temas triviales hasta los más trascendentes, pero además y más importante aún, he vivido todo tipo de experiencias relativas a los perros y a la crianza de los mismos. Desde las más felices y afortunadas hasta las más desgraciadas y que por mucho tiempo me generan angustia.

Leyendo por ahí algún que otro foro o sitio de comentarios sobre bulldog francés, veo que el redactor o forero pone, como tema primordial para no dejar que te estafen a la hora de comprar un ejemplar cachorro con anuncios como venta de bulldog francés:

“… comprar ….. en un criador serio …. Que te lo de desparasitado y con sus vacunas y papeles….“.

Ese pensamiento, si bien acertado me parece, a esta altura, en la que el comprador va a efectuar una importante decisión de comprar un bulldog francés para integrarlo a su familia, algo por demás entendido, siendo solamente un cinco por ciento de lo que debe preocuparnos al comprar un perro como el bulldog francés, como a la vez, para el criador, de proponer una venta de Bulldog Francés, teniendo en cuenta, primero, el costo del mismo (aunque lo que a mi me parezca costoso para un jeque árabe o terrateniente sudamericano o millonario petrolero ruso o americano le parecerán centavos) y segundo lo que conlleva tener una vida más en casa.

Entendiendo que internet es para todos, que cada día se suman más navegantes como humanos en el planeta, que casi en todos lados se tiene acceso, debo considerar que cualquiera que busque información para sobre ventas de bulldog francés , puede hallarse con nada, poco, algo o mucho conocimiento en el tema, haber tenido perro o nunca haberlo tenido, puede hallarse en condiciones de hacerse cargo no sólo del gasto por la compra sino también del mantenimiento del perro, o no, puede vivir sólo o en familia, etc, etc, etc. Para ellos, para todos, para los neófitos aquella afirmación del forero es de considerar, pero es muy poco. Es, para mi, como decirle a quien aprende a conducir un automóvil que “se avanza hacia adelante y se retrocede hacia atrás.”

Pretender que esos escuetos detalles hacen la diferencia entre una buena o mala compra es una mera ilusión. Repito, con eso pueden convencer a un neófito o un niño de diez años. La compra o venta un de bulldog francés, solo hablando en valor económico, (la vida; y el amor que brindan todos los perros, de raza o no, tiene el mismo valor y no tienen precio) es algo así como comprar un automóvil Mercedes Benz nuevo. No es un Rolls Royce o una Ferrari, pero no es un Fiat de baja gama para principiante adolescentes. Esta de la mitad para arriba. Más bien del 75 % para arriba. ¿ Entonces, ante la compra de un automóvil cero kilómetro así, no cree que está sobre entendido el mantenimiento previo, que el motor tenga el aceite necesario, los “papeles”, etc. etc. ? Bueno, si su respuesta es afirmativa, entienda, a criterio de aquel forero, que Ud. ha avanzado bastante.

Bulldog Frances Venta
Bulldog Frances Venta

Cuando hablamos de buena compra (y a la vez una buena venta de bulldog francés para quien vende), hablamos de haberle comprado a quien crió el bulldog, quien crió a los padres y los seleccionó para esa cruza, dejando pasar tal vez dos o tres celos de la perra para que esté madura en todo sentido, hablamos de como lo hizo para obtener los padres apropiados y así sucesivamente por muchas generaciones atrás. Hablamos de quien descartó para la reprodución a los ejemplares que, no alcanzaban las máximas expectativas, vendiéndolos con las anotaciones y aclaraciones del caso, y castrándolos de ser necesario para que no trasmitan genes indeseables. Hablamos de quien pasó noches sin dormir cuidando la nueva camada, que muchas veces (más del 75 %) nacen por operación cesárea debido a que la cabeza de los cachorros es más grande que el canal de parto y la perra puja y puja y se cansa rápidamente. Hablamos de quien les dió mamadera (biberón) durante los primeros días para reforzar los nutrientes, en algún cachorro, que en ocasiones la madre no alcanza a atender porque no se puede mover debido al cansancio. Quien les estimuló los genitales para lograr que orinen ante la pasividad de una madre exahusta.

Aunque esto parezca la exaltación del “super criador” es simplemente el devenir cotidiano de quien cría cachorros bulldog francés que se persigue estén en el úotimo estado lograr una buena venta de bulldog francés, lo que no se limita a su intercambio por dinero simplemente.

Es lo que todo comprador busca. Pero no es todo lo que debe buscar.

Cuando hablamos de buenos reproductores, no nos referimos (en forma exclusiva) a “campeones” de las exposiciones y toda esa parafernalia, pués no todos compiten en ello, por tiempo, por ganas, por la inversión que representa o simplemente porque no quieren esa exposición pública. Porque los jueces son amigos de algunos criadores o los mismos criadores son jueces y demás. Ello no quita que los bulldog francés campeones representen lo mejor de la raza en la actualidad, como tampoco que los que no tienen medallas y premios o no compiten no alcancen en su calidad el mismo nivel.

Las desparasitaciones y vacunación son importantísimas e imprescidibles y hacen la diferencia entre la vida y la muerte del ejemplar que vive en zona urbana o con acceso a otros canes. Pero que le muestren una “libreta sanitaria” o una tarjeta con anotaciones y troqueles de vacunas, de por si no da garantía alguna. Muchísimos pseudo criadores venden sus ejemplares antes de la primera vacuna, porque saben que, al no haber hecho las desparasitaciones suficientes, necesarias y a conciencia, y no teniendo el animal un estado de nutrición adecuado, hay una alta probabilidad de que la aplicación, ante sus escasas defensas, termine generando un cuadro médico que termine con la muerte del animal. Esos dicen: “te lo doy chiquitito, es un bombóm, la vacuna que se la de tu veterinario”. Determinados parásitos si no son combatidos a tiempo – todos saben cuando desparasitar – terminan siendo incontrolables y matan al perro. Plagan el aparato respiratorio y he visto algunos vomitar los gusanos antes de morir. Las pulgas trasmiten determinados parásitos internos que generan ello.

Las desparasitaciones y vacunación comienzan mucho antes, con los progenitores y mucho antes del apareamiento.

Entonces, si los papeles y libreta sanitaria con las desparasitación y vacunas no son confiables ¿ que hago ? se pregunta quien busca un bulldog francés en venta. La respuesta es: la confianza se la brindará el buen criador, pues es la suma de todo lo que aquí le explico.

EXPERIENCIAS PROPIAS SOBRE COMPRA Y VENTA DE BULLDOG FRANCÉS
Desde muchísimos años atrás y en forma permanente vamos adquiriendo nuevos ejemplares para abrir las líneas de sangre. Exigiendo siempre lo mejor, por ello, uno va obteniendo la experiencia tanto de la compra de bulldog francés, como en la venta de bulldog francés y otras razas. En esos años he visto de todo.

Lo que desde hace tiempo se ve con frecuenncia es los que publican “bulldog francés mini”, “bulldog francés miniatura”, “mini bulldog frances”, “mini perros” u otras leyendas similares que influyen en la decisión de compra o por lo menos deciden la primer visita a un lugar de venta. Está bárbaro que haya perros muy chicos, y los hay efectivamente, sin perjuicio que las asociaciones o federaciones o clubes de perros digan que el bulldog francés es uno sólo. Ponerle un adjetivo si es de tamaño pequeño no es una blasfemia, y menos cuando se venden ejemplares para compañia y goce de una familia. Ello, por supuesto, de no considerar patologías de ningún tipo, hablamos de bulldog francés miniatura sanos en todos los aspectos.

Ahora resulta que, muchas o la mayoría de estas personas, simplemente tienen cachorros muy chicos porque, aunque parezca mentira, no les dan de comer. No les dan en cantidad y menos aún en calidad el alimento o los someten a medicación innecesaria que se sabe retrasa el crecimiento. Se ve mucho en caniche toy, en perros chihuahua, yorkshire terrier, en bulldog francés etc. Bueno, ante ello ¿ que sucede ?. Si compró y los astros se alinearon para darle suerte, el perrito crecerá demasiado (mucho más de lo que Usted esperaba) pero vivirá felizmente, aunque tal vez no alcance la longevidad que esperaríamos. los chihuahuas parecerán jack russell, los caniches toy parecerán caniches medianos, estandar o semi jirafas y los bulldog francés parecerán una mezcla de bulldog inglés y aves zancudas de la laguna. No más que eso. Si tuvo suerte.

Si la cosa viene mal se encontrará con que a la semana de bien alimentarlo agarrará una gastroenteritis galopante, que sumada, a los parásitos mal combatidos y tal vez a la ficticia aplicación de vacunas, llevará su ejemplar a la tumba, no sin causar llantos sin consuelo en los niños (tal vez lo peor de todo), gastos de internación en la clínica veterinaria y una sensación de como si le hubieran metido el dedo en el culo. (Perdón por la grosería pero por estos lugares en la forma más gráfica de explicar ese sentimiento tan particular).

La respuesta del regenteador del lugar donde Usted compró ese malogrado ejemplar se repite y escucha a diario y me la trasmiten los clientes quienes llegan a nosotros ante el segundo o tercer intento: “Yo te lo di bien. Vos lo viste.”

No me asustan los estafadores, no me sorprenden los que tienen esas mañas y conocen los resultados. No me asustan los miserables que sólo les interesa el dinero a costa de otros. Me repugnan quienes hacen eso con los perros y hacen sufrir a los niños al ver morir a sus cachorros. Cuando digo “malogrado ejemplar” lo digo como sinónimo de malograda vida. Tal vez sea demasiado sentimental y le otorgue a los perros una entidad que no tienen; todavía lloro cuando se mueren. Y la amargura y dolor me duran varios días.